En Óptica Candilas siempre recomendamos la revisión anual de la vista. En ocasiones, las personas, por nuestro día a día, no encontramos el momento. Pero, quizás hay épocas del año en las que son propicias estas revisiones, una de ellas es el inminente comienzo del curso escolar.

Precisamente, en este 2020 ha habido un incremento del uso y consumo de pantallas tecnológicas, lo que conlleva algunos problemas de visión. No obstante, hay otros factores que influyen en la vista, sobre todo en verano, como son la exposición al sol, el agua, la sal, la arena, el cloro de la piscina y el abuso a los aires acondicionados, que pueden ocasionar la aparición de afecciones oculares, así como algunas infecciones como la conjuntivitis.

No obstante, aunque no se presenten síntomas es recomendable realizar revisiones periódicas de la vista, para detectar patologías como la miopía, astigmatismo o hipermetropía, así como un glaucoma, fatiga visual o bien cataratas. Siempre la detección rápida favorecerá la corrección o la aplicación de un tratamiento prescrito por un profesional que permita corregir y mejorar la visión.

En el caso de los menores al ser al ser pequeños no manifiestan a sus progenitores ninguna molestia, por lo que puede pasarnos por alto. Los centros educativos y los optometristas hemos comprobado que, en los menores, un problema ocular conlleva en muchas ocasiones el fracaso escolar. Actualmente, el contenido que reciben los estudiantes en las aulas es visual, y requerirá a su vez de la utilización de tecnología para poner en práctica lo aprendido, lo que supone en ocasiones, un mayor esfuerzo visual.
Así, que no dude en consultarnos, en Óptica Candilas realizamos un diagnóstico para detectar cualquier anomalía, realizamos recomendaciones no sólo sobre el tipo gafa o lentes son las más adecuadas, sino también damos consejos de hábitos que mejoran la salud ocular.

¿Cómo detectar que nuestro hijo/a puede tener problemas de visión?
Como comentábamos los menores no siempre les advierten a sus progenitores de sus dolencias oculares, por eso los adultos debemos estar atentos. Existen algunas conductas que nos pueden estar indicando que podría existir algún problema de visión. Por ello debe prestar atención si observa que:

• Existe Irritación o lagrima excesiva en los ojos

• Se frota mucho los ojos

• Parpadea frecuentemente.

• Tiene necesidad de estar cerca de pantallas como la de la televisión para ver bien

• Observa si entrecierra los ojos cuando tiene que mirar hacia algún objeto más lejano

• Lee o escribe con demasiada lentitud, para un menor de su edad.

• Se queja de dolor de cabeza al finalizar tareas donde debe leer

• Le cuesta adaptarse a ver en ambientes oscuros

• Frunce el ceño para leer

• Tropieza con demasiada facilidad