La conjuntivitis es una de las afecciones más comunes que afectan tanto a niños como a adultos y en ocasiones nuestros clientes acuden a nuestra tienda de Óptica Candilas con ciertas dudas sobre ella.
La conjuntivitis se produce por una inflamación de la conjuntiva, la membrana fina y transparente que recubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo.

El cuidado e higiene de nuestros ojos es siempre fundamental para evitarlo, aunque en ocasiones y sobre todo con menores, es inevitable y se produce la conjuntivitis. No obstante, son muchas las personas que ante los primeros síntomas confunden la conjuntivitis vírica con una alergia, debido a la coincidencia sintomatológica.
Aquí te mostramos algunos de ellos:

Conjuntivitis vírica

– Es contagiosa
– Aparición de inflamación del ojo o ambos ojos
– Sensación de tener arenilla en el ojo
– Secreción en forma de lagañas
– Enrojecimiento
– Lagrimeo profuso
– Sensibilidad a la luz

Conjuntivitis Alérgica

– No es contagiosa
– Picor
– Enrojecimiento de los ojos (Leve)
– Secreción en forma de lagañas (blanquecinas y no muy abundantes)
– Picor nasal y/o picor en la zona posterior del paladar
– Sensibilidad a la luz
– Suele presentarse sola o acompañada de otras enfermedades alérgicas como la rinitis o la dermatitis atópica y a otras manifestaciones como el asma, rinitis, urticaria, alergias alimentarias.

¿Cómo evitar la conjuntivitis?

El mejor tratamiento para evitar en ambos casos la aparición de conjuntivitis es la correcta higiene personal. En la actualidad con las medidas aconsejadas por el ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud (OMS) seguramente ya hemos adoptado muchas de ellas para evitar el contagio por coronavirus, sin embargo, siempre es bueno tenerlas presentes también para evitar como en este caso las conjuntivitis víricas y alérgicas.

Durante el día y en especial por la mañana se recomienda el lavado de manos y cara con agua y jabón, en el caso de conjuntivitis vírica con agua tibia. Si usted presenta alguno de los síntomas que le hemos indicado evite tocarse y restregarse el ojo, sabemos que con el picor puede resultar difícil, pero esta acción continuada puede dañar la córnea.

Además de mantener una buena higiene personal debe tener en cuenta la limpieza del hogar. Se recomienda el cambio y lavado de sábanas, almohadas con frecuencia. Si tiene conjuntivitis vírica tenga en cuenta que ésta es contagiosa por lo que no comparta almohadas, paños, toallas, gotas para los ojos, maquillaje para los ojos o la cara y anteojos con otras personas.

Para las personas alérgicas sería conveniente emplear colchones y camas sintéticos, limpiar con aspiradora con cierta frecuencia. Evite las alfombras, cortinas y peluches porque son lugares donde habitualmente se encuentran los ácaros.

¿Qué hacer ante la aparición de conjuntivitis?

Ante cualquier duda sobre la aparición de síntomas relacionados con la conjuntivitis le recomendamos que mantenga las indicaciones sobre cuidado de higiene personal y del hogar, y acuda a su médico u oftalmólogo para que le realice una exploración ocular que le permita tener un correcto diagnóstico.

Fuente: Sociedad Española de Oftalmología