Pérdida auditiva. Causas y tipos.

Pérdida auditiva. Causas y tipos.

No es ningún secreto que con el paso de los años vamos perdiendo capacidad auditiva, siendo una de las principales afecciones del envejecimiento.

Los problemas de audición comienzan desde los 30-40 años y se alargan durante el resto del transcurso de nuestra vida, por eso es tan importante prestarle atención y no despreocuparse.

Principales causas de la pérdida auditiva

Ruido. Una de las principales causas de la pérdida de audición es la exposición al ruido al que estamos sometidos diariamente, como los motores, los bares, una música demasiado alta en los conciertos o discotecas…

Edad. Se calcula que más de un 40% de la población mayor de 65 años tiene pérdida auditiva.

Infecciones. Los virus o bacterias pueden dañar el oído.

Antecedentes familiares. La herencia genética también puede influir en la audición.

Tipos de pérdida auditiva

Pérdida auditiva neurosensorial. En la cóclea (parte del oído interno también conocida como caracol) tenemos unas células sensoriales llamadas células ciliadas que son las encargadas de la detección del sonido en el oído interno y en las que se puede producir un deterioro, llegando a producir pérdida auditiva. Esta pérdida suele ser permanente aunque puede variar entre leve, moderada, severa o profunda.

Pérdida auditiva conductiva. Algún problema en el oído externo o medio impide que el sonido llegue correctamente al oído interno. Este tipo de pérdida de audición suele ser de grado medio o leve, no sobrepasando generalmente los 65 decibelios.

Pérdida auditiva mixta. Este tipo de pérdida se produce por la unión de las dos anteriores, es la combinación de pérdida auditiva neurosensorial junto a conductiva. El problema puede producirse tanto en el oído interno como en el medio

Pérdida auditiva retrococlear. En estos casos, el problema está en que el nervio auditivo no puede enviar la información sonora al cerebro como consecuencia de la ausencia o el deterioro del nervio auditivo.

Todos los tipos de pérdida auditiva (neurosensorial, conductivo y mixto) pueden tratarse con audífonos, excepto el retrococlear, ya que el nervio no puede cumplir su función.

Por |2017-11-03T12:44:03+00:0031 de octubre de 2017|Audiología, Blogs|Sin comentarios

Deje su comentario