Lentes Esclerales. Una nueva realidad y una nueva solución

//Lentes Esclerales. Una nueva realidad y una nueva solución

Lentes Esclerales. Una nueva realidad y una nueva solución

Hasta hace muy poco, había problemas visuales que no encontraban una buena solución ni con gafas, ni con lentillas ni con cirugía. Eran casos con muy difícil solución. Casos como personas con queratocono (deformación irregular de la córnea ) severo que normalmente se corregían con lentes rígidas gas permeables de diámetro muy pequeño pero que tenían el problema que se caían con facilidad; personas con irregularidades severas de la córnea y muy poca lágrima que nunca alcanzaron una agudeza visual suficiente para una vida normal; personas operadas de cirugía refractiva con PRK o LASIK que tiene problemas de reflejos o muy mala visión nocturna, personas con trasplantes de córnea o con anillos intraestromales. Si a todo lo anterior le unes problemas de sequedad ocular (más frecuente cuanto mayor es la edad), descentramientos o incomodidad de las lentillas tradicionales (blandas o rígidas) o la hiperestesia (exceso de sensibilidad corneal), nos encontramos que existía un porcentaje de población que hasta ahora tenía que “vivir” con una visión disminuida.

La esclera es la parte blanca del ojo. Mientras que cualquier roce en la cornea molesta y produce dolor, en la parte blanca del ojo hay mucha menos molestia y no hay dolor, por lo que los lentes que se apoyan en la esclera como las lentes blandas resultan cómodas para el ojo. Pero claro las lentes blandas apenas corrigen defectos esféricos (miopía e hipermetropía) y astigmatismos regulares. Para todos estos problemas se diseñaron las lentes híbridas (una lente blanda con una lente rígida central)o técnicas como el Piggy-back (adaptación de una lente rígida sobre una lente blanda) pero unas por su fácil rotura y las otras por la complejidad de manipulación no son soluciones muy habituales. La evolución de los materiales ha permitido la introducción de un nuevo tipo de lente de contacto que corrige todos los casos antes descritos y con la misma o más comodidad que la de una lente blanda. Son las lentes esclerales.

Las lentes de contacto de apoyo escleral son un tipo de lentes semirrígidas con un tamaño mayor de lo habitual (hay esclerales y semiesclerales pero ambas son de mayor diámetro que las lentes blandas tradicionales). Su diámetro permite que se  apoyen en la esclera (la parte blanca del ojo), que es una zona inervada, por lo que resultan muy cómodas de colocar.

Se utilizan en los mismos casos que una lente híbrida, en sustitución de la lente semirrígida cuando esta no alcanza las irregularidades periféricas de la córnea o no logra centrarse de forma correcta; es lo que puede suceder, por ejemplo, en pacientes que se acaban de someter a una queratoplastia o en aquellos a los que se acaban de implantar anillos intracorneales.

Este tipo de lentes también es aconsejable para pacientes con ojo seco severo, patología que se convierte en un gran problema en el día a día por la constante incomodidad y picor ocular que genera. Ante esta situación, las lentes esclerales están especialmente indicadas porque, al ser más rígidas y grandes, pueden llenarse de lágrima artificial, creando un reservorio que mantiene el ojo permanentemente húmedo.

Hay personas que por diferentes razones son intolerantes a los lentes de contacto gas permeable. Los lentes esclerales pueden ser la solución para pacientes con astigmatismo alto, miopía, hipermetropía y queratocono que además sufren de resequedad en los ojos o exceso de sensibilidad

Hay usuarios con trasplante de córnea o queratoconos que por la geometría de la córnea se le caen las lentes con facilidad. Otra de las grandes ventajas de las lentes Esclerales es que son lentes que es prácticamente imposible que se caigan del ojo por su encaje perfecto.

Al principio para su manipulación las lentes esclerales requieren unas ventosas tanto para su colocación como para su extracción, aunque con el tiempo los usuarios aprenden a manejarlas manualmente sin problemas.

En resumen las lentes Esclerales son una nueva herramienta que permite aumentar la calidad de vida a personas que debido a sus problemas corneales hasta ahora no tenían una solución cómoda y que les de una óptima visión.

Óptica Candilas en su departamento de contactología avanzada disponemos de la última tecnología de medición de la superficie córneas y Esclerales con una pentacam de ultima generación y de cajas de pruebas de lentes  Esclerales y miniesclerales que nos ha convertido en el primer centro de Canarias en adaptar con asiduidad este tipo de lentes.

Preguntas Frecuentes de las lentes Esclerales.

P: ¿Se puede dormir con los lentes esclerales?

R: Es mejor evitar dormir con los lentes puestos pues puede producir un estancamiento de la capa lacrimal lo que aumenta el riesgo de infecciones oculares. De hecho en algunos casos podría ser requerido retirarlas para limpiarlas a lo largo del día, aunque esto es poco frecuente.

P: ¿Usar Lentes Esclerales corregirá todos mis problemas de visión de manera que no necesite usar gafas al tiempo?

R: Los Lentes esclerales pueden atenuar ciertas irregularidades en la superficie del ojo, y dar mejor visión que otras formas de corrección. Puede, sin embargo, ser necesario usar gafas encima de los lentes para ver igualmente bien a todas las distancias, ya que no corrigen la presbicia (aunque si se pueden usar técnicas de monovisión).

P: ¿Cuánto dura un lente escleral?

R: su duración depende de los cuidados que se le den al lente, y de la tendencia de la pelicula lagrimal a recubrir el lente. En promedio duran lo que la mayoría de los lentes rígidos, es decir entre 1-3 años.

P: ¿Estos lentes se caen con frecuencia?

R: los lentes esclerales no se caen nunca, no hay manera que se caigan ya que son lentes de contacto más grandes de lo usual y quedan perfectamente encajados dentro del ojo.

P: ¿Son lentes recomendados en problemas en el ojo como el queratocono?

R: son lentes de hecho especialmente recomendados para gente con problemas de visión causados por queratocono o malas cirugías refractivas, ya que cubren completamente el ojo haciendo que se regularice la superficie sin que exista toque en el Páez corneal.

Foto: fase intermedia en adaptación de lente miniescleral de -42Dp para miope Magno con queratocono trasplantado de córnea.

By | 2016-12-02T11:32:09+00:00 Octubre 25th, 2016|Gafas|0 Comments

Leave A Comment