El peligro de las gafas no homologadas

El peligro de las gafas no homologadas

Cada día cuidamos lo que comemos para estar sano y hacemos deporte para estar lo más en forma posible. ¿Pero por qué no hacemos lo mismo con otras partes del cuerpo? Nuestros ojos son muy importantes, nos proporcionan una perfecta visión de nuestro entorno y no paran de trabajar exhaustivamente. Los ojos son 20 veces más sensibles que la piel. Para ello, debemos cuidarlos todos los días y evitar el uso, por ejemplo, de gafas de sol no homologadas.

Las gafas de sol son un tipo de lente cuya función principal es proteger la vista del sol, por tanto, es importante que éstas tengan unos mínimos de calidad. Si son muy baratas, la calidad es mucho menor, porque aunque te ayuden a evitar parte de la incidencia de los rayos solares, te pueden provocar daños en la visión. Siempre debemos adquirir unas gafas homologadas y certificadas por la Unión Europea que cumplan la normativa europea (UNE UN 1836).

Los principales problemas de utilizar unas gafas no homologadas de manera continuada son el riesgo de sufrir diferentes lesiones oculares, la pérdida de visión y afecciones más leves. Para las personas mayores de edad que usan gafas homologadas existe un mayor riesgo de padecer de cataratas.

Las lentes de mala calidad óptica ponen en peligro nuestros ojos. Es preferible no usar gafas de sol, a unas de mala calidad. No por ser oscuras unas gafas, no significa que protejan mejor. Las gafas de sol deben estar siempre homologadas.

Por | 2018-03-01T08:32:35+00:00 1 de marzo de 2018|Blogs, Consejos, Gafas|Sin comentarios

Deje su comentario