Diabetes, repercusión en la vista

Diabetes, repercusión en la vista

En Óptica Candilas siempre recomendamos la prevención de todas aquellas afecciones que pueden repercutir en la calidad de nuestra visión y hoy toca hablar sobre la DIABETES

Todos sabemos que cuando padeces diabetes, tus niveles de azúcar —o glucosa— en la sangre son demasiado altos. Lamentablemente, esto puede dañar tus ojos con el tiempo.

El problema más común es la retinopatía diabética, complicación ocular que genera ceguera entre los adultos.

La retina es un tejido sensible a la luz, ubicada en la parte posterior del ojo. Cuando se sufre retinopatía diabética, los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina se dañan, hecho que no permite ver con claridad. 

Algunos síntomas son:

  1. Visión doble o borrosa.
  2. Anillos, luces titilantes o manchas vacías en la vista.
  3. Manchas oscuras o flotantes.
  4. Dolor o presión en uno o ambos ojos.
  5. Dificultad para ver objetos ubicados a los costados.

Las cataratas son otro problema ocular que puede afectar a personas con diabetes, éstas ocurren cuando el cristalino —el “lente” del ojo— se nubla. Una cirugía puede ayudarte a ver con claridad nuevamente.

Asimismo, pueden presentarse los glaucomas, los cuales aparecen cuando hay demasiada presión ocular. Unas gotas para los ojos o cirugía pueden ayudar.

Conoce más: Diabetes y enfermedades de los ojos

Si tienes diabetes, puedes visitar Óptica Candilas para hacerte un examen de ojos una vez al año. La probabilidad de presentar retinopatía es mayor cuando:

  • Has tenido diabetes por mucho tiempo.
  • Tu azúcar —glucosa— en la sangre ha estado mal controlada.
  • Fumas o tienes hipertensión arterial.

No olvides tomar los medicamentos prescritos y medir tus niveles de glucosa en la sangre todos los días.

¿Qué problemas oculares puede provocar la diabetes?

Debemos conocer que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de tener problemas oculares, como los siguientes:

  • Cataratas: Una catarata es el engrosamiento y la opacidad del cristalino. El cristalino es la parte del ojo que nos ayuda a enfocar cuando miramos. Las cataratas pueden nublar la vista de una persona y hacer que le resulte difícil ver de noche. 

    Los médicos creen que las personas con diabetes tienen más probabilidades de desarrollar cataratas si tienen niveles elevados de azúcar en sangre durante un período de tiempo prolongado. Si las cataratas impiden ver bien, es posible recurrir a una cirugía para eliminarlas.
  • Retinopatía: Otro problema ocular, llamado retinopatía de la diabetes, provoca cambios en la retina, que es la capa sensible a la luz ubicada en la parte posterior del ojo. Estos cambios ocurren debido al daño o los problemas de crecimiento de los pequeños vasos sanguíneos de la retina. 

    En general, los cambios en los vasos sanguíneos de la retina no aparecen antes de que una persona llegue a la pubertad y haya tenido diabetes durante varios años. La retinopatía tiene más probabilidades de convertirse en un problema para las personas diabéticas si tienen niveles elevados de azúcar durante un período de tiempo prolongado, si han tenido presión arterial elevada o si fuman o mascan tabaco. 

    Uno de los motivos por los cuales es necesario que los adolescentes con diabetes se hagan controles anuales de la vista es que las personas que padecen retinopatía no siempre tienen problemas para ver al principio de la enfermedad. Pero si la afección empeora, pueden quedarse ciegas. Si una persona desarrolla problemas en la retina, deberá visitar al oftalmólogo con mayor frecuencia. 

    Las personas con diabetes tal vez puedan revertir o hacer más lento el daño provocado por la retinopatía mejorando el control del azúcar en sangre. Si la retinopatía avanza más, es posible que sea necesario recurrir a un tratamiento con láser para ayudar a prevenir la pérdida de la vista.
  • Glaucoma: Las personas con diabetes también tienen mayores probabilidades de padecer glaucoma. En esta enfermedad, se acumula presión dentro del ojo, lo cual puede reducir el flujo de sangre hacia la retina y el nervio óptico, y provocarles daños. Al principio, es posible que una persona no tenga problemas para ver. Pero sin tratamiento, el glaucoma puede provocar la pérdida de la vista. El riesgo se incrementa a medida que la persona envejece y ha pasado más tiempo con diabetes. Las personas con glaucoma toman medicamentos para bajar la presión dentro del ojo y, a veces, necesitan una cirugía.

El médico probablemente te controlará los ojos durante los exámenes de rutina para ver si hay signos de estos problemas. Es posible que te recomiende que veas a un oftalmólogo, un médico que se especializa en tratar enfermedades de los ojos, o a un optometrista, una persona que te revisa los ojos y comprueba tu vista.

Mantener bajo control los niveles de presión arterial y de azúcar en sangre, así como evitar el tabaco, también pueden ser medidas útiles para evitar los problemas de la vista relacionados con la diabetes.

Por último significarte que nos tienes a tu disposición en Óptica Candilas para cualquier duda, estaremos encantados de recibirte. 

Por |2018-12-11T14:01:27+01:0010 de diciembre de 2018|Glaucoma, Ojos, Revisión visual, Tensión ocular|Sin comentarios

Deje su comentario