Comienzo curso escolar, revisión visual niños y jóvenes.

Comienzo curso escolar, revisión visual niños y jóvenes.

Comienza el curso escolar y por eso Óptica Candilas recomienda una revisión ocular de vuestros hijos, ya que en una visita corta a la óptica podemos valorar en que situación está salud visual de ellos.

Son muchos los detalles que los padres, siempre en compañía de profesores, pueden notar en el comportamiento y salud de sus hijos, todos con el fin de remediarlos antes de que sea demasiado tarde.

Uno de estos puntos tiene que ver con la salud visual, que debe tenerse en vigilancia desde el mismo nacimiento y detectar oportunamente anomalías que se pueden corregir.

De existir algo que esté impidiendo este proceso, el ojo se encarga de dar la alerta. La edad para notar las dificultades va de tres a doce años, etapa de plasticidad que resulta ideal para corregir cualquier problema naciente.

Los padres son los primeros responsables de la salud de los niños, y siempre deben estar atentos ante los siguientes signos de alerta. A continuación se enuncian algunos signos para tener en cuenta:

Si el niño debe acercarse mucho a la pantalla del televisor, o en el caso más avanzado, al ordenador, móvil, etc.

Constante frotado de ojos, en ocasiones uno más que el otro. Se descarta cuando presenta señales de sueño o cansancio.

Cuando entrecierra los ojos para ver de lejos.

Ojos no alineados, sea hacia adentro o hacia afuera. Esta condición también se asocia cuando el niño cierra un solo ojo ante la luz intensa (sol).

Cuando el niño se tropieza con frecuencia y calcula mal las distancias.

Verificar que el niño no adopte posiciones extrañas con la cabeza, pues evidencian un signo de no alineación en ojos.

Alinear los pies en tratamiento ortopédico también es importante en los problemas de estabilidad.

La fotofobia intensa y prolongada, pues se asocia con un defecto refractivo.

Restricción del campo visual que se detecta con el constante tropiezo con objetos a su alrededor.

Cuidado con los abusos usando los aparatos electrónicos

Debemos vigilar para que nuestros hijos hagan un uso adecuado de los ordenadores, consolas, tablets y/o móviles, ya que pueden provocar picor, enrojecimiento y sequedad de los ojos son algunos de los síntomas relacionados con el Síndrome Visual Informático.

Está comprobado que la inmensa mayoría abusa del tiempo adecuado para usar estos aparatos, mirar a una distancia muy corta provoca un esfuerzo superior de enfoque al empleado en la visión de lejos. se recomienda usar descansos y luces ambientales adecuadas entre otras…

Recomendaciones

Visitar al optometrista cada año es lo más recomendable, aún cuando no se haya detectado algún problema con los ojos. En el caso de los niños, se aconseja comiencen a ir desde los 3 años a revisión.

Con los lentes  cuidado con los  cristales arañados y armazones flojos. Las gafas son como asistentes para la vista y se les debe dar el mantenimiento adecuado para que permanezcan como nuevas el mayor tiempo posible.

El antirreflejo en los lentes  es muy necesario, pues ayuda a que los ojos convivan mejor con las luces artificiales y no se esfuercen en enfocar.

Los lentes de contacto requieren de una estricta rutina de limpieza cada vez que se les va a poner o quitar; no hacerlo puede derivar en una infección.

Queremos que sepas que puedes contar con Óptica Candilas como aliado para mantener la salud de vuestros hijos.

Por |2018-09-29T12:43:05+00:0010 de septiembre de 2018|Consejos, Revisión visiual|Sin comentarios

Deje su comentario